Las fuerzas opuestas son necesarias para la creación

Las fuerzas opuestas son necesarias para la creación
La figura que más se opone a un proyecto Dragon Dreaming es la más necesaria para el proyecto. Sin oposición, no hay caos. Sin caos, no hay orden, ni creación. La máxima creatividad se encuentra en la fina línea que separa caos y orden, oscuridad y luz, allí donde ambos bailan en armonía. Como decía Carl Gustav Jung, nadie se ilumina fantaseando figuras de luz, sino haciendo consciente su oscuridad. ¡Bailemos con nuestros dragones!

Bailando con nuestros dragones

Un opositor puede ser, de hecho, quien más ayude a nuestro proyecto, al hacernos conscientes de factores imprevistos, aquellos que no sabíamos que desconocíamos.

Cuando descubrimos un opositor tan activo, tenemos que celebrarlo, ya que esta persona, cuando se involucra en una dinámica ganar-ganar, va a ser quien más nos ayude. En tal caso, debemos establecer un diálogo con tal persona. Plantear la siguiente pregunta generativa:

Sé que crees que nuestro proyecto está equivocado (o es malo, o estúpido), y me gustaría sinceramente saber la razón: ¿Por qué piensas que nuestro proyecto no va a funcionar?

Anotar la respuesta abajo y verificar su exactitud. Luego volver con los resultados al Dream Team y buscar una respuesta a cada cuestión planteada. A continuación, regresar al opositor activo con una nueva pregunta generativa:

Recuerda nuestra última reunión. Creemos que hemos encontrado la respuesta ……………. ¿Qué piensas?

Por lo general, responderán, «Sí, pero…» y saldrá con una segunda y más larga lista. La reiteración de este proceso suele conducir finalmente a un tipo de respuesta diferente … «Sí, creo que ahora va a funcionar

Ahora viene el más dulce de los momentos, una celebración basada en la más sincera gratitud. Dices:

«Gracias. No tienes idea de lo mucho que has contribuido a nuestro proyecto: ¿Te gustaría formar parte de nuestro Dream Team para hacer realidad este sueño?»

Como consecuencia del respeto mostrado, el opositor puede decir: «¡!».

Todo baile es una celebración

Todo baile (en la penumbra) es una celebración
Si deseas conocer más sobre Dragon Dreaming, accede a su biblioteca de recursos, o asiste a uno de nuestros próximos talleres.