Soñando, planificando, haciendo y celebrando

Soñando, planificando, haciendo y celebrando
Un proyecto Dragon Dreaming es una sinfonía que necesita del equilibrio entre cuatro tipos de intérpretes: soñadores, planificadores, hacedores y celebradores. La armonía entre ellos es imprescindible para crear la música más bella, la que da forma a un sueño, porque tal como apuntó Eleanor Roosevelt: el futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños.

Equilibrio en el proyecto

Dragon Dreaming no sólo muestra las cuatro etapas de un proyecto, sino que también representa cuatro características personales diferentes: los soñadores, los planificadores, los hacedores y los celebradores.

Es bueno tener un equilibrio de estos cuatro tipos en vuestro Dream Team. La razón es que un equipo de ensueño compuesto por sólo planificadores, por ejemplo, no tendrá el mismo éxito en la sostenibilidad del proyecto. Tener un Dream Team equilibrado aumenta las probabilidades de que el proyecto se haga realidad y la gente aprenda cosas nuevas a un nivel profundo.

El equilibrio es la piedra angular

El equilibrio es la piedra angular

El conflicto y la variedad como impulso creativo

Al mismo tiempo, hay que decir que tener estos cuatro personajes en un equipo muy probablemente va a crear conflictos. Un soñador podría tener muchas dificultades colaborando con un hacedor y viceversa. El planificador puede encontrar difícil colaborar con el celebrador, y al revés.

Hoy día, en la sociedad occidental, se valora sobre todo a los planificadores y los hacedores, por su eficacia. De hecho, los soñadores y celebradores son también muy necesarios: ¡Buscadlos e incluidlos!

Variedad es riqueza y brillo

Variedad es riqueza y brillo

La meta: equilibrio interior

Todos tenemos partes de estas cuatro características en nuestro interior. Cambiamos los roles de una situación a otra, de un proyecto a otro y de una fase de nuestra vida a otra.

Mirando el ciclo de la vida, los bebés y los niños pequeños pasan la mayor parte de su tiempo soñando, los jóvenes planificando, las personas de mediana edad, haciendo muchas cosas, y los mayores disfrutando de la vida y reflexionando sobre ella -y por lo tanto celebrando.

Balance interior

Balance interior

¿De qué tipo soy?

Una guía para tener idea del equilibrio en vuestro equipo

  1. Dibujad una rueda Dragon Dreaming y sus ejes en el suelo (Individuo / Medio ambiente, Teoría / Práctica). También dibujadlas en un rotafolio o un pedazo de papel. Ahora imaginar que cada eje tiene una escala de 0 a 10, colocando 0 en el centro donde se cruzan los ejes y 10 en los extremos.
  2. Practica Pinakarri y decide el contexto en el cual deseas averiguar tu propia posición (es decir, en el proyecto actual o en tu vida como un todo).
  3. Colócate en el centro del eje que conecta Individuo y Medio Ambiente y de manera intuitiva muévete en un sentido a lo largo de esta línea hasta encontrar el borde de tu zona de confort. ¿Cómo puedes saber dónde está? ¡Tu cuerpo te lo dirá! Es posible que por un momento debas contener la respiración, o ser consciente del punto en que tu cuerpo encuentra la mayor resistencia para avanzar por el eje. Haz esto tanto en el sentido Individuo como en el sentido Medio Ambiente del eje. El resultado no tiene que sumar el 100 por ciento – es posible que alguien se coloque en el 9 para el Individuo (y por lo tanto introvertido) y después en el 9 para el Medio Ambiente (extrovertido).
  4. Realiza los mismos pasos de nuevo en el eje entre Teoría y Práctica.
  5. Anota los resultados en el rotafolio o pedazo de papel. Une los puntos que hayas marcado: desde la marca en el eje Individuo, hasta la marca en el eje de la Teoría, a continuación, el eje de Medio Ambiente, y de allí al eje de la Práctica y luego de vuelta al eje Individuo (véase el gráfico)
  6. El centro de la zona de confort mapeará tu tendencia dominante. Encuéntralo marcando los puntos centrales de los lados opuestos del paralelogramo resultante. Por una parte, une el punto central de la línea que conecta las marcas entre los ejes Medio Ambiente y Práctica, con el punto central que conecta las marcas entre los ejes Individuo y Teoría, y haz la misma operación entre las dos líneas que conectan los ejes de Teoría y Medio Ambiente y los ejes de Práctica e Individuo. Estas dos nuevas líneas se cruzan dentro de uno de los cuatro cuadrantes, o a veces en una línea entre dos cuadrantes. Esto mapea el centro de tu zona de confort.

Encontrando el arquetipo

Encontrando el arquetipo
Si deseas conocer más sobre Dragon Dreaming, accede a su biblioteca de recursos, o asiste a uno de nuestros próximos talleres.