Elena-Nuez-1
Fuente. Animal Espiritual.
http://www.animalespiritual.com/la-comunicacion-carismatica/
www.diijoma.blogspot.com
Es un mito que el carismático es solo un privilegiado que logró la clave para cautivar y sin ningún esfuerzo obtener lo que quiere. El carisma es de todos.
Siempre hemos escuchado hablar sobre la comunicación, sobre los problemas en la forma de comunicarnos, sobre cómo saber comunicarse es la clave para una sociedad más armónica y menos violenta.
Estamos acostumbrados a tener la razón, a tener el mejor argumento, generar el mejor debate y lastimosamente todo esto basado en un gana-pierde: yo hablo mejor que tú, porque soy más educado que tú, porque tengo más títulos que tú, porque gano más dinero que tú, no cometo tantos errores como tú… infinitos argumentos que muy legalmente se han acomodado en nuestra idiosincrasia y cultura, son parte de nuestras dinámicas familiares y de nuestras “metas” por alcanzar en la vida.
Estamos acostumbrados a un lenguaje guerrerista, a hablar duro para ser escuchados y golpear con nuestra voz para poder hacernos un lugar en el mundo. Es aquí donde la comunicación carismática y la escucha profunda deberían irrumpir, para des.acostumbrarnos de esa violencia comunicacional.
Tenemos que ser capaces de poder hablar desde el punto más genuino, poder hacer una pausa y expresar lo que somos a pesar de los miedos que se aparecen, porque cuando hacemos una pausa sabemos si entrar en discusiones es realmente necesario, quizás lo que me causaba tanto afán emprender no debe ir tan de prisa, puedo escuchar al otro profundamente sin esperar con impaciencia a que termine de hablar para poder decir lo que tengo que decir.
Es momento de decir lo que pienso y siento realmente, desde un lugar más honesto y tranquilo sin tener que dañar o aplastar el sueño de otro para realizar el mío, esto no quiere decir que la comunicación carismática carezca de momentos álgidos, donde las emociones se enredan, los tonos se suben, es precisamente ahí donde más se usa.
Esta “comunicación carismática” debe entrar en la cotidianidad, porque es una gran puerta a esa red común que nos acerca al trabajo en colectivo, nos acerca al puerto en que podamos finalmente celebrar, recoger la experiencia vivida y reconocernos.
Vernos como individuos auténticos comienza a tener sentido, porque cuando no estamos jugando a ganar y perder la concepción del trabajo cambia, los sueños son más genuinos y las potencialidades surgen con más naturalidad y autenticidad, nos escuchamos con más atención y podemos expresarnos con más carisma, el que es natural en todos los seres humanos, es un mito que el carismático es solo un privilegiado que logro la clave para cautivar y sin ningún esfuerzo obtener lo que quiere. El carisma es de todos, no hay que competir por él, ni desarmonizarnos en ese proceso, en una pausa podemos encontrar nuestro punto más carismático y traspasarlo a nuestro lenguaje, que ojala sea siempre un puente entre esa parte sutil de nosotros mismos y el “mundo exterior” con el cual me quiero comunicar.

About %s

Psicoterapeuta, tarólogo evolutivo y facilitador de procesos humanos. Atiendo consulta. Director de la Corporación Dijoma. Dirijo y asesoro proyectos de desarrollo humano, familiar, proyecto de vida. Acompaño empresas y organizaciones en gestión del cambio, conformación de equipos de alto rendimiento, proyectos. Realizador audiovisual por amor al arte.